CMT PULSE: UNA COMBINACIÓN ATRACTIVA

El proceso CMT (Cold Metal Transfer) ha revolucionado el mundo de la soldadura. Entre sus ventajas están una menor aportación de calor, deformación y formación de proyecciones, así como un control sumamente estable del arco voltaico, un desprendimiento de gota controlado con precisión, y una unión de láminas finas, incluso recubiertas, además de metales de distintos tipos y grosores. Con CMT Pulse, combinación del proceso CMT con  arco voltaico pulsado, el rango de potencia aumenta. Este proceso ofrece a los usuarios cualquier valor disponible en la gama de energía entre el proceso CMT y el arco voltaico pulsado. Además, se produce una mayor estabilidad del proceso incluso durante la técnica del arco voltaico pulsado, gracias a las ventajas de la tecnología de regulación del proceso CMT.

VENTAJAS 

Fronius y los usuarios piloto han probado este proceso en la soldadura de láminas de cromo-níquel con espesores de 0.5 a 3.0 mm y aleaciones de aluminio, como campos principales de aplicación para el proceso CMT Pulse. El usuario puede elegir el grado de aportación de calor en toda la gama de soldadura CMT y arco voltaico pulsado. De esta forma se eliminan las limitaciones de potencia del proceso CMT, a la vez que se conservan sus ventajas.

ENCUENTRA TU CONTACTO

FRONIUS ESPAÑA S.L.U.

pbagnpg-fcnva@sebavhf.pbz Otros contactos