Simplificamos el manejo de las baterías

Incluso la utilización del conjunto de baterías prolonga la vida útil de cada una de las baterías. No obstante, en muchos casos, la realidad es un poco distinta: los empleados eligen a menudo la batería incorrecta, que, en el largo plazo, puede dañar las baterías y orillar a hacer costosas nuevas compras. Para contrarrestar lo anterior, Fronius ofrece soluciones para optimizar la manipulación de las baterías.

El agua destilada es fundamental para el funcionamiento y la vida útil de las baterías de accionamiento. Por esta razón es necesario rellenar de agua periódicamente; de lo contrario, las baterías se secarían, lo cual a menudo provoca daños permanentes y una pérdida de capacidad, o la destrucción de la batería. No obstante, debido a días ajetreados de trabajo, muchos usuarios olvidan rellenar de agua a tiempo.

Los sistemas de carga de baterías de Fronius muestran instrucciones de mantenimiento en la pantalla, una de las cuales es un recordatorio para que el usuario rellene de agua oportunamente. Es posible configurar el contenido de los mensajes y sus intervalos de tiempo según sea necesario. Todo lo anterior ayuda al operador de la carretilla elevadora a mantener las baterías en la mejor condición posible y de esta forma garantizar una vida útil prolongada y una mayor capacidad.

Fronius puede incorporar la opción Aquamatic en sus sistemas de carga de baterías Selectiva según sea necesario, que permite al usuario controlar los sistemas automáticos para el relleno de agua. Estos sistemas llenan automáticamente cada celda de batería con agua destilada después de cada proceso de carga. Los sistemas también evitan los daños y una pérdida de la capacidad, lo cual permite al usuario beneficiarse de una vida útil prolongada de la batería y mayor disponibilidad.

Incluso la utilización del conjunto de baterías prolonga la vida útil de cada una de las baterías. No obstante, en muchos casos, la realidad es un poco distinta: los empleados eligen con frecuencia la batería equivocada, por comodidad o porque el estado de carga es difícil de encontrar o imposible de ver. Esto significa que algunas baterías están casi siempre en uso, lo cual aumenta la temperatura de la batería y reduce la vida útil de esta. En cambio, otras baterías dejan de usarse durante días o semanas, lo cual genera estratificación del ácido y el consecuente daño a la placa. Las consecuencias son una vida útil reducida y costes enormes por la compra de baterías nuevas.

Los sistemas de carga de baterías Fronius Selectiva tienen distintas luces LED de colores que muestran rápidamente el estado del proceso de carga. Un contador de minutos en la pantalla indica el tiempo que la batería ha tenido plena carga.

Los sistemas de información y administración denominados Cool Battery Guide Easy y Cool Battery Guide Premium mejoran aún más la utilización del conjunto de baterías: una unidad de control muestra al usuario cuál batería ha tenido una carga plena durante más tiempo y es, por tanto, la más fresca, para de este modo guiar al usuario de modo intuitivo a la batería correcta. Las decisiones incorrectas de los empleados son, por ende, un asunto del pasado. De este modo aumenta la vida útil de las baterías y se reducen los costes de funcionamiento.

Las empresas fabricantes y los centros de distribución a menudo tienen entornos laborales de turnos múltiples. Por tanto, las baterías de las carretillas elevadoras se usan continuamente y pocas veces tienen la oportunidad de enfriarse antes y después de la carga. La temperatura interna de la batería sigue aumentando cada día, y no son pocos los casos en que las temperaturas de la batería superan por mucho los 50 °C. Este efecto se recrudece cuando las carretillas elevadoras deben mover pesos enormes; por ejemplo, en las empresas de bebidas o papeleras. Al paso del tiempo, esto daña las baterías y reduce drásticamente su vida útil.

Los sistemas de carga de baterías de Fronius tienen una función de calendario que permite retrasar el inicio del proceso de carga y de este modo dar a la batería tiempo suficiente para enfriarse antes de que inicie la carga. Además, el proceso de carga Ri de los sistemas de carga de baterías Selectiva garantiza una carga ultracuidadosa y significativamente más fría de la batería en comparación con otras tecnologías. Las luces LED azules y un contador de minutos en la pantalla del dispositivo muestran si la batería ha estado fría durante el tiempo suficiente y durante cuánto tiempo para saber si puede utilizarse otra vez.

Las tiras de luces LED claramente visibles también están disponibles como opción, así como los sistemas de información y administración denominados Cool Battery Guide Easy y Cool Battery Guide Premium. Con ellos el usuario puede saber cuál batería ha tenido plena carga durante el mayor tiempo y es, por tanto, la más fría; así el usuario llega a la batería correcta de forma intuitiva. De este modo aumenta la vida útil de las baterías y se reducen los costes de funcionamiento.

Las cargas extremas derivan en un aumento de temperatura de las baterías de accionamiento. Este es un desafío especial para los sectores industriales en el que las carretillas elevadoras deben mover pesos enormes; por ejemplo, en el sector industrial papelero y en empresas cerveceras. La temperatura de la batería aumenta a menudo por encima de los 50 °C; demasiada temperatura para sencillamente cargar después de que la batería se ha cambiado, dado que las temperaturas altas durante el proceso de carga reducen la vida útil de la batería y generan costes innecesarios. Por esta razón, la mayoría de los fabricantes especifican una temperatura ideal para cargar la batería.

La función de “inicio de carga retrasado” también permite a los usuarios configurar el momento en el que desean que inicie el proceso de carga para el cargador de batería Selectiva. Esto da a la batería tiempo suficiente para enfriarse antes de que comience la carga. En consecuencia, los operadores de carretillas elevadoras pueden prolongar significativamente la vida útil de sus baterías de accionamiento sin utilizar ninguna tecnología adicional.

Fronius puede incorporar en los sistemas de carga de baterías la función de “carga con control de temperatura” si se solicita. Esto significa que se instala un sensor de temperatura entre las celdas y la caja de batería. Cuando comienza la carga, el innovador proceso de carga Ri registra permanentemente la temperatura de la batería y adapta la curva característica de carga en consecuencia. El usuario también tiene la oportunidad de configurar valores límites para la temperatura máxima de la batería. Si la temperatura está a punto de llegar a uno de estos valores límite, el cargador de batería emite una advertencia. En caso de que se supere la temperatura crítica, el dispositivo detiene el proceso de carga para no dañar la batería. Lo anterior prolonga la vida útil de la batería y hace que todo el sistema de carretillas elevadoras de horquilla sea mucho más rentable.

Con el apoyo de la herramienta de software I-SPoT Viewer, un usuario puede analizar cada proceso de carga y optimizar el proceso cuando sea necesario; por ejemplo, prolongando el tiempo de carga. De esta forma se establece una carga más fría y cuidadosa, que a la vez prolonga la vida útil de la batería.

Cuando no están en funcionamiento durante el fin de semana o en días festivos, las baterías de plomo a menudo se enfrían y su temperatura llega a estar por debajo del punto de trabajo ideal. En el siguiente día hábil, la salida de la batería no es suficiente para concluir un turno laboral; a esto se le conoce como el “efecto lunes”. Entre las consecuencias de este efecto podemos citar las cargas intermedias o el engorroso cambio de baterías, menor disponibilidad de las carretillas elevadoras y un rendimiento reducido de la operación de intralogística.

Con los sistemas de carga de baterías Fronius Selectiva, los usuarios pueden configurar una carga de compensación automática controlada mediante fecha para que se lleve a cabo durante el fin de semana; de este modo se garantiza que las baterías tengan plena carga antes de comenzar el turno laboral y se evita el “efecto lunes”.

Al momento de cargar baterías de plomo como baterías de accionamiento para carretillas elevadoras de horquilla, se produce la formación de gas a consecuencia de las reacciones químicas: el agua dentro de la batería se electroliza en hidrógeno y oxígeno. La electrolisis produce gas detonante, que no solo es explosivo, sino también produce un olor desagradable y contamina la superficie de la batería. Esto tiene una repercusión significativa en el ambiente de trabajo y las inmediaciones de las estaciones de carga.

El innovador proceso de carga Ri de los sistemas de carga de baterías de Fronius reduce la sobrecarga de la batería al mínimo. Lo anterior también reduce la formación de gases, que a la vez reduce la contaminación y los olores desagradables. El resultado: un ambiente de trabajo mejorado en torno a las estaciones de carga.

La salida de una batería de plomo cambia al paso del tiempo. De acuerdo a la norma, las baterías tienen una vida útil de aproximadamente 1500 ciclos de carga. Su capacidad no debe estar abajo del 80 % de la capacidad nominal durante este tiempo. No obstante, la vida útil verdadera es mucho menor en condiciones reales de funcionamiento. En promedio, esto asciende a 1200 ciclos de carga y, tarde o temprano, se hacen notorios el desgaste y la pérdida de potencia.

Los operadores deben compensar esta pérdida aumentando el número de cargas intermedias o usando baterías de cambio. Las consecuencias son tiempos no productivos más prolongados y más frecuentes y la disponibilidad reducida de las carretillas elevadoras, además de un panorama logístico menos eficiente. Los usuarios también adquieren baterías mucho más costosas con la capacidad más alta posible en el intento de contrarrestar este efecto.

Los sistemas de carga de baterías de Fronius con el proceso de carga Ri garantizan una carga ultracuidadosa de las baterías de accionamiento, lo cual reduce el desgaste. No es habitual alcanzar la vida útil máxima de la batería; y la batería incluso sigue siendo eficiente durante mucho más tiempo. Para contrarrestar las pérdidas de capacidad después de varios años de uso, los dispositivos de Fronius también tienen curvas características de carga especiales. En muchos casos, estos mejoran el rendimiento de la batería y garantizan tiempos de conducción más prolongados y una mayor disponibilidad de las carretillas elevadoras.

Es importante cerciorarse de que quede una capacidad residual del 20 % en una batería de plomo. La descarga total que se produce si esta capacidad es inferior al 20 % genera sulfatación excesiva, que puede dañar o incluso destruir la batería. Además, muchos sistemas de carga de baterías estándar no pueden recargar baterías totalmente descargadas, y en muchos dispositivos no es posible cambiar la curva característica sin una computadora portátil o el apoyo de un técnico.

Por tanto, la batería queda inservible, y la compra de una batería nueva o la recarga de la batería con sulfatación genera costes significativos.

Los sistemas de carga de baterías Fronius Selectiva tienen una curva característica especial como estándar que permite recargar baterías totalmente descargadas. El usuario puede configurar esta curva característica directamente en el dispositivo con solo tocar un botón. Se pueden restaurar en gran medida la capacidad y el rendimiento de la batería, además de prolongar su vida útil y reducir los costes de aprovisionamiento, dado que no es necesario sustituir las baterías con frecuencia.

Un cargador de batería versátil para el taller o como dispositivo de reemplazo

La unidad de servicio perfecta

Ya sea como una herramienta versátil para el mantenimiento y el servicio brindado a los sistemas de carretillas elevadoras o como un dispositivo de reemplazo, contar con un sistema de carga de baterías flexible para todo tipo de baterías de accionamiento (con independencia del tamaño, la tensión, capacidad o el enchufe de carga) es una ventaja enorme en un sinnúmero de aplicaciones. No obstante, muchos proveedores enfrentan dificultades para lograr esto: los sistemas de carga de baterías a menudo se diseñan para tipos específicos de batería solamente y no se pueden utilizar como una herramienta universal.

Fronius ofrece una solución verdaderamente multipropósito con el sistema de carga de baterías Selectiva 8090: permite la carga flexible de las baterías con una tensión de 12 a 80 V y es apto para capacidades de batería de 225 a 1500 Ah. Los usuarios gozan de un cargador de batería universal para todo tipo de carretillas elevadoras eléctricas. Sus dimensiones compactas y peso ligero hacen que sea fácil de transportar, mientras la gama integral de accesorios permite que se adapte a las necesidades específicas del usuario.

Más información sobre nuestras soluciones de manejo de baterías

We think you are located in a different country

The country currently selected is Spain. Would you like to stay on this page or do you want to switch to the local website?