EL SUEÑO DE SOLDAR SOLDANDO CON BLACKBURN FABRICATION

A todos nos gustaría "vivir nuestro sueño", pero David Blackburn trabaja para hacerlo. Desde hace 15 años es maquinista de día, pero por las tardes y los fines de semana, David se convierte en soldador. Como único propietario de Blackburn Fabrication, en Columbus (Ohio), realiza todo tipo de reparaciones, desde válvulas de escape de aviones hasta vallados para granjas, y crea letreros, parachoques y equipos de soldadura personalizados. Las fiables y versátiles fuentes de potencia Fronius para soldadura manual ayudan a David a satisfacer las necesidades de sus clientes.

Como muchos otros, David comenzó a soldar de pequeño en el garaje de su familia. De la soldadura por electrodo pasó a la soldadura MIG y luego a la TIG. A medida que ganaba experiencia, ayudaba a sus amigos con proyectos o reparaciones sencillas y así conseguía un "dinerillo" extra. Esta actividad, que realizaba por su cuenta, dio un giro importante cuando sus compañeros de piso de aquel entonces le sugirieron buscar trabajo en el aeropuerto donde ellos trabajaban. La gran demanda de trabajos de soldadura le permitió convertir esta actividad en una fuente continua de ingresos. Comenzó con aviones pequeños, privados y experimentales, soldando aluminio y acero inoxidable. El trabajo le gustaba tanto, que decidió invertir en conseguir la certificación para soldar aviones de la Administración Federal de Aviación. Seis años en el sector aeronáutico dieron sus frutos.

El sueño de David era crear su propio taller de soldadura, pero de momento se centró en la soldadura portátil. Para ello, construyó una plataforma para su camión diseñada por él, así como cajas para guardar herramientas, soportes y compartimentos. "La soldadura in-situ tiene sus propios retos", afirma. "Trabajando en el aeropuerto, me di cuenta de que no siempre era posible acercar los equipos de soldadura, montados en un camión, lo suficiente al avión. Eso implicaba tener que utilizar un cable largo que podría provocar la inestabilidad del arco. Además, la mayoría de los sistemas de soldadura requieren una tensión superior a los 110 V disponibles en edificios estándar no industriales". Estos retos llevaron a David a explorar nuevos caminos: por un lado, a diseñar un dispositivo de soldadura portátil y, por otro, a ponerse en contacto con Fronius.

"La primera vez que vi a los soldadores de Fronius fue en la feria FABTECH 2016, en Las Vegas. Cuando me acerqué al stand con un amigo, un miembro del equipo respondió a nuestras preguntas y nos mostró aquello que más se ajustaba a nuestras necesidades. En aquel momento no lo sabía, pero esa persona era el representante de mi área en California. Me trató igual que si fuera alguien de un gran taller, aunque le dije que la soldadura era mi actividad secundaria".

Cuando David se enteró de que Fronius tenía una fuente de potencia portátil, se puso en contacto con las oficinas de la localidad para que le realizaran una demostración. "Lo que estaba buscando era un equipo multiproceso que hiciera todas las tareas que yo necesitaba hacer, y que fuera capaz de soldar electrodos 6010", nos cuenta David. En la oficina de Fronius en California probó las distintas fuentes de potencia y eligió el TransPocket 180. Con esta fuente de potencia, logró soldar todos los electrodos necesarios en cualquier tipo de trabajo, y hacerlo de forma portátil. El equipo funcionaba a la perfección y le dio a David la confianza para aceptar más trabajos de nuevos clientes.

Fronius ofrece la TransPocket en dos versiones: una se centra en la soldadura por electrodo y la otra en la soldadura TIG. David eligió la versión TIG. Ofrece soldadura por arco pulsado con precisión de parada que da un acabado limpio al cordón. La TransPocket es portátil, funciona con una tensión de 110 V y puede utilizarse con cables de red de hasta 100 metros sin que la antorcha pierda potencia ni se produzcan cortocircuitos. Es decir, la combinación perfecta para Blackburn Fabrication.

David asume todos los proyectos que le ofrecen, incluidos muchos trabajos para soldar portones y vallados en zonas agrícolas para los que se requiere un equipo pequeño y duradero. Muchos equipos presentan excelentes resultados en las pruebas que se llevan a cabo en salas de exposición, pero David está poniendo su TransPocket a prueba directamente en el campo. ¿Cómo reacciona? "Es una fuente de potencia estupenda. Para lo pequeña que es, alcanza un nivel de calidad que sorprende".

David también compró una TransSteel 2500 para trabajos de soldadura MIG. Este equipo monofásico funciona con 230 V y es ideal para acero y acero inoxidable. Su versatilidad ha sorprendido a David. Al tratarse de un sistema inteligente, los ajustes se pueden cambiar directamente en la antorcha. "Estaba soldando en mi plataforma y tenía que realizar un cordón de un 1/4 de pulgada y otro de 1/8 de pulgada, pero ni siquiera tuve que acercarme al equipo, ya que fue tan sencillo como cambiar los parámetros en la antorcha. Esto es de gran ayuda en mi día a día".

Cuando David abra su taller, tiene planeado ofrecer remolques soldados a medida, parachoques y soportes, entre otros grandes proyectos. Para hacer frente a estos nuevos trabajos de manera eficiente, ampliará su parque de equipos. ¿Qué productos está pensando adquirir? Por ejemplo, el nuevo sistema MagicWave 230i que Fronius acaba de lanzar al mercado. Esta fuente de potencia TIG monofásica incluye formas de onda avanzadas, arranques de alta frecuencia y corriente pulsada, lo que permite soldar prácticamente cualquier material. "Tiene funciones avanzadas para la soldadura de corriente alterna, y se controla desde un smartphone a través de WLAN/Bluetooth. A día de hoy, es algo que nadie más está ofreciendo".