Cuando el tamaÑo importa una fuerte alianza para componentes pesados

La pala de la excavadora va penetrando entre los escombros. Es capaz de extraer incluso varias rocas grandes. La excavadora gira y descarga en el camión que le está esperando. En seguida llega la siguiente pala llena.

Palas macizas para excavadoras, brazos elevadores de palas cargadoras, largas cajas de vagón para trenes de alta velocidad, grandes construcciones para la industria naval y de puentes; todos tienen una cosa en común: deben resistir esfuerzos enormes. Estos componentes suponen un reto no solo por su tamaño en la producción, sino también por el espesor de su material: a menudo hay que unir chapas de acero con un espesor de 20 o 40 milímetros. La soldadura por arco voltaico es el procedimiento de unión ideal, ya que el cordón debe ser totalmente fiable y capaz de resistir las cargas más pesadas.

 

"Soldar algo pequeño nunca ha supuesto ningún problema", explica Werner Angerbauer, Director Comercial de igm Robotersysteme AG para el mercado asiático. "El reto son más bien los componentes pesados. A nivel mundial hay muchos fabricantes de robot, cuyos productos también son capaces de soldar, pero que se diseñan y construyen para tareas de manipulación. No obstante, cuando se trata de componentes pesados, no basta con montar una antorcha en el robot. Aquí necesitamos un robot de soldadura especializado", afirma Angerbauer. Con sede en Wiener Neudorf (Austria), igm Robotersysteme AG fabrica soluciones automatizadas de robots de soldadura y desde 1985 es especialista en maquinaria de construcción y vehículos ferroviarios.

SOLUCIONES ESPECÍFICAS PARA UNA GRAN VARIEDAD DE COMPONENTES

"En la industria del automóvil existen soluciones de producción estandarizadas prefabricadas. El sector de chapas gruesas es diferente. Las soluciones estándar no son suficientes ya que hay una gran variedad de componentes de todos los tamaños, categorías de peso y formas. "Por esta razón igm se ha centrado en las aplicaciones específicas de los clientes", explica Angerbauer. Entre los clientes de igm están las grandes empresas del sector de maquinaria de construcción, también conocido como "yellow goods". Destacan, por ejemplo, JCB, fabricante británico de maquinaria de construcción y agricultura, o Caterpillar, el mayor fabricante mundial de maquinaria de construcción con sede en EE. UU.

 

La unión de componentes pesados supone un reto especial para la tecnología de soldadura: las piezas son muy grandes y los materialesmuy gruesos. Un eje para cargas pesadas, por ejemplo, se compone de acero con un espesor de hasta 50 milímetros (calidad de acero S355) y tiene una longitud de un metro y medio.Los cordones de soldadura en ángulo y soldadura a tope de una sola pasada deben cumplir estrictos criterios de calidad. Los fabricantes también son muy exigentes en lo que al aspecto visual del cordón se refiere. Además, las ranuras y tolerancias de componentes son más grandes que, por ejemplo, en el sector del automóvil. Por tanto, los sistemas de soldadura necesitan una buena tecnología de sensores para detectar la posición del cordón de soldadura. Werner Angerbauer explica cómo igm lleva esta cuestión a la práctica: "igm integra el sistema de sensores, varios sistemas de detección de cordones y manipuladores en una solución de soldadura integral. Hemos desarrollado nuestros propios sistemas de seguimiento de cordón y cámaras láser, lo que nos permite asegurar la calidad del cordón de soldadura. Todo ello integrado en un solo equipo, facilitando el manejo para el usuario"

"UNA SOLUCIÓN INTEGRAL QUE FUNCIONA A LA PERFECCIÓN"

Además del sistema de sensores, también la tecnología de soldadura en sí está muy bien integrada con la instalación. Esto es posible gracias a la estrecha colaboración entre igm y Fronius. "Llevamos trabajando juntos desde los años 80. Nosentendemos muy bien y ofrecemos a nuestros clientes una solución integral que funciona a la perfección", comenta Angerbauer. Como ejemplo, cita elsistema de control integrado: "El cliente tiene un solo panel de control desde el que gestiona ambos componentes, la instalación de robot y la fuente de potencia. De este modo le facilitamos el trabajo al usuario". Además, elavance de hilo y los juegos de cables Fronius ocupan tan poco espacio que igm los puede integrar en los brazos de robot, consiguiendo un sistema aún más compacto y mejorando la accesibilidad a los componentes que se van a soldar.

 

La pieza clave de esta colaboración es el know how técnico: "No hay muchos fabricantes de fuentes de potencia que dominen la soldadurade alto rendimiento. Los exigentes procedimientos Tandem facilitan la tasa de deposición necesaria para la unión de materiales gruesos, que es exactamente lo que necesitan nuestros clientes, por ejemplo, en el sectorde "yellow goods". Fronius es para nosotros un socio competente que nos suministra soluciones de soldadura fiables y eficientes", así resume Angerbauer esta colaboración de muchos años. Estos dos profesionales de la soldadura trabajan estrechamente para satisfacer las necesidades de los clientes. igm y Fronius desarrollan juntos soluciones adaptadas a cada cliente, ayudándoles a alcanzar sus retos.

"igm no depende de la tecnología de ningún fabricante de fuentes de potencia. Pero gracias a la colaboración que mantienen Fronius e igm desde los años ochenta, el cliente final consigue un sistema integral que funciona a la perfección. Por esta razón igm prefiere los productos Fronius". WERNER ANGERBAUER, Director Comercial en Asia, igm Robotersysteme AG Austria

 

J.C. BAMFORD EXCAVATORS LTD. (JCB) es el mayor fabricante británico de maquinaria de construcción. En 22 plantas repartidas en todo el mundo, esta empresa fabrica más de 300 modelos de máquina diferentes que se venden en 150 países.

 

El mayor fabricante de "yellow goods" a nivel internacional es CATERPILLAR INC., donde trabajan más de 98.000 personas. En 2017, su volumen de ventas fue de 36.600 millones de euros gracias a sus productos en los sectores de maquinaria de construcción, equipamiento de minería, motores diésel, turbinas de gas, vehículos ferroviarios, etc. La sede principal de Caterpillar se encuentra en Illinois (EE. UU.).