PROCESOS DE SOLDADURA FRONIUS INNOVADORES Y EFICIENTES

LA SOLUCIÓN PERFECTA para cualquier APLICACIÓN

En Fronius hemos trabajado durante décadas para decodificar el “ADN del arco” y ofrecer resultados de soldadura óptimos. Como empresa líder en innovación y en tecnología de soldadura a nivel internacional, hemos dominado por completo procesos de soldadura, desde la soldadura por arco hasta la soldadura por puntos por resistencia. Nuestros arcos y procesos de soldadura establecen continuamente nuevos estándares de velocidad, rendimiento y calidad. A partir de la experiencia, desarrollamos productos y soluciones para todo tipo de aplicaciones: soldadura de chapa ultrafina y de aluminio, soldadura de alto rendimiento, manual o fuentes de potencia activadas por batería, así como sistemas de soldadura robotizados.

eNCUENTRA tu contacto

FRONIUS ESPAÑA S.L.U.

pbagnpg-fcnva@sebavhf.pbz Otros contactos

VISIÓN GENERAL DE LOS PROCESOS DE SOLDADURA FRONIUS

Un arco voltaico en un rango de potencia inferior con un electrodo consumible. El arco cortocircuito se enciende cuando el electrodo toca la pieza de trabajo. De esta forma se crea una corriente de cortocircuito alta, que aumenta rápidamente. El calor elimina el electrodo y se desprende la gota. Después de romperse el puente de cortocircuito, el arco se vuelve a encender. La soldadura con arco cortocircuito se puede llevar a cabo prácticamente en cualquier posición.
Cuando se lleva a cabo una soldadura con arco pulsado, la tensión básica generalmente se superpone con una tensión pulsada aumentada. Esto provoca que la corriente básica y la corriente pulsada se alternen a una frecuencia y un tiempo predeterminado. La corriente básica mantiene el arco a una baja potencia, funde el electrodo y elimina el baño de fusión. La tensión pulsada aumentada elimina el extremo del hilo y crea una gota más grande que se desprende a causa de las fuerzas magnéticas. Los parámetros del proceso se eligen de tal modo que una gota se desprenda cada vez que haya un pulso de corriente, según el diámetro del hilo y el material del electrodo. El arco pulsado es especialmente adecuado para soldar piezas muy finas.
El arco largo se forma de manera constante sin cortocircuito y el material es transferido a través de gotas finas a gran velocidad. La elevada energía térmica asegura una zona iafectada por el calor más amplia y una mayor distorsión de la pieza de trabajo que la que se obtendría con un arco cortocircuito. Este tipo de arco es muy adecuado para la soldadura de piezas muy gruesas. 


Proceso de soldadura de alto rendimiento a través del que dos o más electrodos se funden en arcos separados, habitualmente bajo un gas protector compartido, formando en conjunto un baño de fusión junto con el material de la pieza de trabajo.

Los procesos híbridos combinan procesos de soldadura convencionales, como soldadura MIG, MAG y TIG, con soldadura láser. Un rayo de láser inicial incrementa la temperatura de la superficie de la pieza de trabajo hasta alcanzar la temperatura de vaporización para una penetración profunda y estrecha. Un arco sigue formando un amplio punto focal. Las aplicaciones de este tipo de soldadura abarcan componentes con grandes anchuras de gaps, que no se pueden acortar únicamente con el láser. Con los procesos híbridos es posible lograr altas velocidades de soldadura y una buena calidad del cordón, lo cual reduce la aportación de calor y la deformación. 

Proceso de soldadura energéticamente eficiente en el que no es necesario añadir gas de protección. Las dos piezas a unir se colocan una encima de la otra de manera precisa, y dos electrodos hacen presión mecánica sobre ellas, dando como resultado una unión inseparable una vez que se hayan enfriado. Una fuerte tensión crea un flujo de corriente entre los dos electrodos. Las piezas de trabajo exhiben una resistencia que causa que los puntos de metal se calienten considerablemente y se conviertan en líquido. La soldadura por puntos por resistencia se utiliza generalmente para unir láminas en la fabricación de vehículos y en la producción de chapa. También se pueden unir materiales que no son aptos para soldar, con algunas excepciones.

El proceso de soldadura plasma es muy parecido al proceso de soldadura TIG, pero con una serie de ventajas clave. Esto le hace ser una alternativa atractiva frente a la soldadura láser, la cual exige altos estándares de calidad, especialmente en el caso de piezas y otros componentes con un grosor de hasta 8 mm.