En el camino correcto

Cuando las vías se mejoran, mantienen o reemplazan, siempre debe haber tan poca interrupción como sea posible. Esto requiere de máquinas para construcción de vías que sean automatizadas y confiables, como las fabricadas por la empresa suiza MATISA. La empresa confía en las soluciones premium de Fronius para sus trabajos de unión.

El 3 de abril del 2007, la empresa ferroviaria francesa rompió su propio récord mundial de velocidad con un TGV: por primera vez en la historia, un tren, que recorría la línea París-Estrasburgo, alcanzó la velocidad ultraalta de 574.8 kilómetros por hora. Para lograr este récord, el TGV debió ser especialmente ajustado y se remodeló esta parte de la vía. El trabajo en la vía incluyó aumentar el nivel entre el lado exterior y el lado interior de la vía en algunos dobleces a 13 cm. A velocidades de casi 160 metros por segundo, es necesario superar altas fuerzas centrífugas y evitar de forma segura que se recolecte lastre en secciones abiertas de la vía. Por ello, los expertos tuvieron que medir con precisión la “autopista del tren”, ajustar las vías con precisión milimétrica, compactar la cama de lastre bajo las vías y remover todas las piedras que sobresalían con el máximo cuidado posible.

CADA MÁQUINA ES ÚNICA

La alta velocidad no es la única razón para la creciente demanda en las máquinas de construcción y mantenimiento de vías. Los plazos cada vez más cortos para los trabajos pendientes implican que las máquinas de medición, construcción y mantenimiento tienen que gestionar una carga de trabajo más alta con mayor precisión y la máxima disponibilidad.

Por esta razón, las máquinas de construcción de vías de MATISA tienen una demanda tan elevada. La compañía, que comenzó a fabricar máquinas de construcción y mantenimiento en Lake Geneva en 1945, se ha convertido en un nombre respetado en la industria gracias a la fiabilidad de sus máquinas. En algunos países de habla alemana, “matisern” (o “matising”) se ha convertido en un sinónimo para apisonamiento de camas de lastre. Aunque en MATISA se enorgullecen por la fiabilidad de sus máquinas, creen que la satisfacción del cliente tiene la misma importancia. Los clientes de todo el mundo pueden estar seguros de que encontrarán a alguien dispuesto a ayudar cuando tengan solicitudes especiales.

“Esto se debe a que hay diferentes calibres de vías y otras variaciones regionales, pero también a que consideramos los requerimientos de clientes supuestamente más pequeños. Por ejemplo, instalar un baño podría cambiar radicalmente la construcción debido al diseño cercano del tren y la distribución de peso alterada”. Esto es particularmente aplicable si la máquina necesita adaptarse a los flujos de trabajo específicos del cliente. Por esta razón, son pocas las ocasiones en las que MATISA puede utilizar componentes estándar en cualquiera de sus trenes de pasajeros o carga, lo que significa que el fabricante suizo produce todas las partes importantes que necesita, incluyendo los bogies.

Fallback profile picture

» Cada una de las 300 máquinas que tenemos actualmente en el campo es única. «

Rony Chiavone, quien es responsable de las pruebas de soldadura no destructivas en MATISA.

OPERACIONES DE SOLDADURA INTEGRALES Y DIVERSAS

MATISA ha equipado sus áreas especializadas de construcción y producción con el mejor equipo. De un total de 500 empleados, 100 son técnicos que se encargan de los niveles de estructuras eléctricas y mecánicas en los trenes. De los 400 integrantes del personal en el área especializada de producción, 50 son ajustadores y soldadores.

MATISA cuenta con la certificación EN 15085 y procesa hojas y perfiles de metal hechos de acero de construcción convencional (S355) con espesores de entre 10 y 200 milímetros para los camiones de construcción, bogies y superestructuras. Las operaciones de soldadura son diversas e integrales, y suman alrededor de un tercio del tiempo  necesario para construir una apisonadora. Incluso para los productos relativamente simples, como los vagones de transporte, se necesitan cientos de metros de cordones de soldadura. Después de todo, estos vagones tienen 25 metros de largo, están hechos de placas de metal con diferentes anchuras y se sueldan a partir de secciones de cajas de cinco por cinco metros.

Cada camión debe cumplir con un registro de dimensiones geométricas con tolerancias extremadamente reducidas. La unión de las secciones de cajas con una profundidad de penetración de 25 mm es monitorizada a través de pruebas de ultrasonido y magnéticas.

CON LOS TRANSFORMADORES DE SOLDADURA DE FRONIUS, Y CASI EXCLUSIVAMENTE CON TRABAJO MANUAL

Los expertos sueldan manualmente estos y otros cordones de soldadura de hasta dos metros de largo utilizando material de aporte convencional (electrodo de alambre macizo de 1.2 m Böhler EMK 8). La soldadura es principalmente realizada utilizando el proceso de soldadura de arco voltaico de rociadura (con espesores de placa comenzando a partir de los 5 mm), pero con cordones longitudinales más largos, la empresa utiliza un chasis longitudinal que funciona con batería FDV 22 MF, el cual tiene un imán permanente y oscilación opcional. Los transformadores de soldadura MAG utilizados para soldadura manual en MATISA también son una solución de Fronius.

Las cinco partes de los camiones para los vagones de transporte se unen con brida en un equipo de posicionamiento para evitar que la soldadura se haga fuera de su lugar y para asegurarse de que las tolerancias especificadas se cumplan. Ahora los soldadores pueden comenzar a soldar las secciones de cajas para unirlas. Para que el marco no se doble ni se deforme, se deben seguir secuencias de soldadura específicas y el marco de gira con regularidad. Finalmente, los cordones de soldadura se someten a pruebas visuales y no destructivas de ultrasonido y magnéticas, ya que se clasifican como componentes soldados y relacionados con la seguridad.

Fallback profile picture

» Particularmente, nos gusta la durabilidad y fiabilidad de las soluciones de Fronius. «

Christophe Cochard, el especialista internacional en soldadura (IWS) en MATISA.

UN DISEÑO ROBUSTO Y FIABLE HECHO CON EL MÍNIMO ESFUERZO

Desde que MATISA presentó su primer transformador de soldadura de Fronius a inicios de la década de 1990, el parque de maquinaria ha cambiado y creció con éxito con el paso del tiempo. “Significa que podemos minimizar nuestros inventarios de partes de repuesto y consumibles, lo que nos permite reducir nuestros costos”. Actualmente, los soladores de la empresa tienen un total de 50 sistemas de Fronius de varias generaciones de modelos a su disposición, como el TPS 450, el TPS 4000/5000 y ocho TPS 400i. “Aunque actualmente no explotamos las capacidades completas de la generación más reciente de equipos, hemos aprobado diversos procesos tales como el arco voltaico de rociadura, el arco voltaico corto y el arco voltaico pulsado para nuestros procesos de producción para placas de metal de desde 5 mm de espesor. Estamos muy contentos con el equipo y los resultados de soldadura”, explica Rony Chiavone. Además, el uso de una mezcla de gas protector con sólo un 8 % de CO₂ ayuda a evitar la formación de proyecciones y nos permite obtener una superficie más limpia.

LA CALIDAD Y EL RENDIMIENTO SON VITALES

La empresa valora las ventajas que vienen con los sistemas de soldadura de vanguardia, tales como la operación con pantalla táctil, juegos de cables sofisticados y las antorchas manuales ergonómicas y ligeras de la familia de TPS/i. “Para MATISA, es vital que haya un fabricante innovador y altamente capaz de nivel premium detrás de los equipos, el cual opere una red de postventa que actúe rápido y sea competente”, señala Christophe Cochard. Un miembro de esta red es Plüss Sàrl, que tiene sus instalaciones a unos cuantos kilómetros de MATISA. Expertos del distribuidor certificado de Fronius han brindado soporte a la firma de ingeniería mecánica con equipo, consumibles, experiencia y servicios de calibración desde el 2017. “La tecnología de soldadura poderosa y fiable combinada con un servicio impecable nos permiten utilizar al máximo nuestros escasos tiempos de producción”, resume Rony Chiavone. “Con Fronius y Plüss a nuestro lado, estamos bien preparados para cualquier desafío actual y futuro”.